sábado

Cosas en las que pensar en un cumpleaños

Hay tantos debería ser… Y se me ocurre que todos salen de la misma boca. Una boca tiránica que urde sentencias tiránicas: debería ser … Pensaba que la extremaunción del islamismo tenía que ver con las ganas de unos pocos de sustituir en el poder a otros que llevan mucho, muchísimo tiempo disfrutando de él. Me refiero a las familias de príncipes saudíes. Creí que se trataba de una especie de revolución para desplazarlos de esa posición tan próxima a la boca de pozo petrolífero. Los países saudíes tampoco han separado el estado de la religión pero tienen infraestructuras de país superdesarrollado y los cientos y cientos de príncipes árabes, educan a sus hijos ¡e hijas! en universidades extranjeras (en Estados Unidos y Gran Bretaña). Estos príncipes lo tienen todo: campos de golf en medio del desierto, servidumbres de cientos de personas, arenes, jets privados… Una sociedad feudal al más alto nivel y en pleno siglo veintiuno. Y libran sus batallas suficientemente lejos de sus casas. Por esto, ¿no se les exige nada?. Pero el petróleo se acabará algún día y cuando esto suceda los príncipes árabes corren el riesgo de volver al desierto en camello ¿con qué llenarán los depósitos de sus limusinas y de sus jets privados? ¿Con la sangre de sus súbditos? La forma feudal no quiere saber nada de separar religión y estado. El mensaje integrista no es un mensaje para occidente tanto como lo es para la cultura islámica. Ellos dicen quien es un buen musulmán: no solo el creyente, sino el que respeta las leyes musulmanas. El que no respeta la religión como una ley es enemigo de los buenos musulmanes. Y lo peor es que si no eres un buen musulmán los tuyos te matan (Me recuerda un poco a aquello de mas vascos que nadie…Lo llamo aquello, por alejarme un poco del sonido de la última bomba, de la última amenaza…) Podíamos haber tenido suerte y bucear en estos instantes en una interpretación del islam que alumbrara el camino hacia la separación entre religión y estado, con la posibilidad de explorar formas más democráticas, al menos en relación a los derechos civiles y siendo muy optimista , formas económicas algo menos agresivas que el liberalismo económico (no sé: un capitalismo blando, por ejemplo, en el que en lugar de forrarse muchísimo una docena, se forren un poco unos cientos de millones). Pero no hemos tenido esa suerte. Mientras unos amenazan a los suyos en plan: o te matas como un mártir o te mato como a un perro, otros entienden que colaborar a la democratización del mundo es mandar las tropas, enviar los ejércitos. Y recuerdo las cruzadas y las historias de las guerras, cualquier guerra. Y me doy cuenta de que la guerra es una de las formas universales de la cultura, como la pintura, la literatura o la música. Me pregunto si no tenemos ya suficientes instrumentos, suficiente sofisticación humana como para lidiar con la obtusa mezquindad que nos habita, sin masacrarnos.Pasar del inmóvil debería ser (donde se acurruca el genio de la lámpara maravillosa de cualquier religión y asuntos peores) al es, sin asesinar.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog