lunes

Esquivando las bombas

No sé si han explotado ya, ¿todas las extorsiones? o queda alguna. Quedarán latentes, secretitas, insistiendo, pasando la cestita, el cepillo, la parroquia del terror. Seguirá esta cancioncilla por mucho tiempo más. El pobre señor interlocutor tiene bronquitis. Así lo llama el simpático señor lehendakari, también llamado Mr. Spok. ¿Es posible una izquierda nacionalista -a parte del nacionalsocialismo, claro? La izquierda, ¿no es internacionalista? Mr. Spok lidera el conservadurismo más conservadurista. Por esto tienen todos tan buena piel. Guapos y elegantes. Distinguidas y femeninas. Hay simbiosis en las que es difícil distinguir los elementos: conservadurismo e izquierda nacionalista. Pun. Vivimos, todos los días, en un país en el que unos tipos pasan el cepillo explosivo, o parten la cara a los disidentes que los encaran; en un maravilloso país en el que la oficina de colocación laboral se llama batzoki... ¡Qué ideas tan bonitas!

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog