domingo



Las palabras no son y es lo que hay. Entre las palabras -como el barro del escultor- este invento de mí y la carne del invento, la que escribe: uno. Uno general y particular, entrelazado en la transindividualidad humana. Diviso. Busco. En la Historia del Amor, revuelvo sus restos en ese cubo de lo imposible, lleno de cabezas cortadas. Me gusta trabajar en el amor posible. En la carne del ideal. En la huella real de lo que significa. Excavar en esa carne. Bajo los muros que muchas veces levantan los romances, los enamoramientos, los amantes. Bajo los muros que levanta el ideal.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog