sábado

El interés de los sueños que ya no recuerdo está en la profundidad de la memoria, que no es una distancia ni un recorrido, mas bien un lago o algo que abre un cauce difícil y delicado. Una herida amable en el paisaje natural. Creo que observo el mundo desde el centro de esta fisura, pero en realidad lo invento. La fisura: el cauce para la conciencia. A veces me esfuerzo en cosas imposibles, como por ejemplo: imaginar como sería un vida sin conciencia. El bolígrafo -descendiente de la estilográfica- es un invento trascendental: permite escribir sin interrumpir el curso del pensamiento. Me pregunto si este avance estará presente en la biología de nuestro pensamiento, fuido como la tienta de un boligrafo Bic. Tonterias. A ratos escribir es mas importante que lo que escribo. Ver los lazos mágicos haciéndose y desaciéndose sobre el papel blanco. Intrincando, cambiando de tema, espirales, de configuración, de pulso. La conciencia sobre esos sueños que ya no recuerdo cava en la memoria. A veces, cada vez que me pongo un jersey, sale el sol.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog