sábado

Harta del nacionalismo y de las bombas...y es que la banda está borracha, está borracha, está boracha...

No es verdad que exista un nacionalismo democrático y otro que no lo es. El nacionalismo vasco es excluyente, xenófobo y... todo eso. Unos no ponen bombas y otros sí. Y los que no las ponen rentabilizan las explosiones señalando con el dedo: <<¡mira, mira, ¿ves? ¿ves como sí hay conflicto vasco?>> La única verdad es que La Banda está borracha, y Otegui -antes de cambiarse el nombre castellano por el de Arnaldo- también y Permach y toda la comparsilla. La mayoría de los izquierdabetzaleros están tan hartos de bombas y amenazas, como yo. Y la mayoría de los presos tienen que estar hasta las pelotas porque cuando más daño haga E.T.A , más lejos se sitúa cualquier posibilidad de admistía en un hipotético caso de abandono de las armas. A ver si esos cuatro mamelucos que se toman unos zuritos organizando explosiones cambian de bebida, porque les sienta mal. Lo peor es que lo que es un conflicto completamente artificial, creado por un pensamiento mesiánico nostálgico de lo que nunca ocurrió, vaya tomando esta siniestra y horrrible forma en la sociedad vasca, durante tanto tiempo. Ya no solo están heridos los heridos: desde hace mucho tiempo todos estamos heridos. Y un muerto más es una pérdida a la que sobreponerse, aunque no sea de la familia, aunque la bomba estalle en Madrid o en cualquier sitio . Esto no se puede consentir. Creo que todo el nacionalismo vasco debería suspender sus programas ideológicos al menos hasta que E.T.A. entregara las armas. Francamente: creo que el nacionalismo vasco debería , no solo suspender, sino abandonar por completo sus programas ideológicos de construcción nacional. El P.N.V. no se comporta como un partido político, sino como un credo religioso, como una iglesia o algo peor. Entre todo este magma de invenciones nacionales, E.T.A. se cree la gran víctima sacrificial y , cosas curiosas de la vida: esta situación victimaria es compartida por el P.N.V. Esto no se puede consentir porque es perverso. Yo, particularmente llevo mucho tiempo estando más que harta, herida. Mis peores fantasías me muestran una sociedad vasca deprimida, gris, arrastrada, triste y sin fuerza para recuperarse. Más que harta, entristecida, herida. Deberíamos hacer cien exposiciones al día que denunciaran este hartazgo, este hastío, este aburrimiento mortal que proponen la estupidez y la muerte. Hablamos bajito, seguimos hablando bajito, siempre hablamos bajito en el País Vasco...de algunas cosas. Al menos me enfrento al drama del tiempo que habito, y sé que aunque lo único que puedo hacer es seguir inventando mis dibujos, el horror de este país se filtrará en ellos para aspirar a algo mejor cuando alguien los mire.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog