miércoles

desenmascarada, desenmascarar, mascara, persona...

¿De donde viene esta fantástica idea de desenmascarar? Sorprendo ideas en mi mente. Pesco esta idea: quiero desenmascarar a la persona. No sé si a todas. A alguna. Arrancarle el semblante y descubrir que el interior es un pulido espejo que me refleja con perfección. Imposible. Persona es máscara, y la máscara es inarrancable porque es la persona misma: una invención, una construcción propia, radical, original. Imposible aunque fuera posible arrancar algo detrás habría algo invisible para mí, insignificante, irrepresentable para mí. Necesito una representación para ver. Necesito ver una máscara. Persona: ‘máscara de actor’ A ella nos debemos, ella nos representa, ella somos, ella inventamos. Es mi máscara lo que veo en los espejos, lo que otros ven, lo que otros interpretan a su modo. Quizá semblante sea otra cosa. Semblante, semejante, apariencia, aspecto de la cara. El semblante es un rictus de la máscara, escogido, una pose, una apariencia de algo que se elige para cada momento o para todos. Los semblantes no me interesan nada. Las máscaras sí.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog