viernes

dictaduras

Conseguir la libertad sometiéndonos al terror. Más kilos de explosivos. Un aviso falso en el aeropuerto de Bilbao. Queremos a los presos aquí y Navarra y el país vasco francés, y…-dicen. Los vascofranceses están calentitos, pies enfundados en sus zapatillas de cuadros. Sin bombas. Me duele la cabeza de darle vueltas al hecho de que no puedo hacer nada más que lo que hago: seguir con mi vida, organizar mi cotidianidad sin dejar que esto me invada. Pienso que hay dos muertos y que todos estamos heridos. Pienso en todos los muertos, en todos los heridos, en la tristeza, en esos aspectos tan sombríos del País Vasco con los que convivimos diariamente. Sombríos, grises como las piedras. Pienso que el nacionalismo vasco debería suspender sus postulados ideológicos. Deberían ser capaces de perder, de comportarse como una opción política. Pero el nacionalismo nunca ha sido eso. Por otra parte, suspender sus postulados ideológicos y perder a favor de la democracia les honraría. El País Vasco puede optar por seguir siendo un lugar feudal, si escoge el modelo PNV. El feudo de las familias de siempre, los señoritos de siempre, los apellidos de siempre, en las posiciones de siempre, con las fortunillas de siempre, forrándose como siempre. En el país de la picaresca que es España, forrarse -robando más o menos- no es lo peor. Lo peor es que siempre se forren los mismos. En el mundo feudal del PNV, siempre son los mismos. En ese feudo, ETA no se conformará con ser la guardia pretoriana, ni con hacer el control de aduanas, ni siquiera con ser la CIA o la KGB vasca. ETA querrá ser la cabeza del estado, como cualquier dictador que consigue el poder por la fuerza, matando al disidente. La alcaldesa de Alsasua, es de Aralar. Patxi Zabaleta condena abiertamente la violencia y escucho este comentario “Ya puede tener cuidado este hombre…seguramente esos le considerarán un traidor” Esta es la realidad del País Vasco: es un lugar donde nos matan por hablar. Esta es la única verdad. Da miedo. Es estremecedor. Llevamos tanto tiempo así…Espero que no acabemos todos enfermando, entristecidos, grises, aburridos, taciturnos, arrastrándonos bajo la losa terrorífica de una especie de tumba gigantesca, diciendo: "aquí se vive muy bien".

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog