domingo

Antigona en Ciudad Juarez

¿Eran Antígona y Polinices - el hermano al que esta quiere enterrar desobedeciendo las ordenes del tirano Creonte- la misma persona? La historia es una metáfora sobre la libertad, sobre la trascendencia, sobre ese "algo queda" tras la muerte, que es parte de la memoria y de la carne de los que quedan vivos, en algo que forma parte de la historia y que merece tener un nombre grabado en la piedra del recuerdo. Recuerdo aquellos atentados contra la tumba de Gregorio Ordoñez, como si se quisiera destruirle dos veces. Y los cuerpos anónimos de mujeres, semienterrados en el desierto de Ciudad Juarez. En aquella ciudad se representó la obra "Antígona, las voces que incendian el desierto" Aquí hay personas que han pertenecido a ETA y que son hijos predilectos en pueblos en los que se les ha homenajeado como a héroes. Sin embargo, las tumbas de sus víctimas no se convierten en monumentos a la libertad.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog