lunes

¿fertilidad-feminidad? ¡qué horror!

La idea de la fertilidad de las mujeres debería tratarse de forma distinta. Yo no soy un campo agrícola, ni un árbol. La fertilidad es indisociable de la capacidad para engendrar hijos, no le daré alas a ningún fantasma, mis metáforas no circulan por esa palabra. Las mujeres llevamos pariendo hijos desde antes de ser mujeres. Todos los mamíferos lo hacen. La idea de fertilidad femenina no pueden desengancharse de las imágenes de maternidad, de campo arado, de res agraria. Fertilidad es exclusivamente maternidad. Una fértil criadora es una mujer que tiene muchos hijos. Sabemos de mujeres que parieron muchos hijos y que nunca fueron mujeres que inventaran nada. Un hijo es ajeno desde que nace, es suyo, de sí. Enlazado a los demás, aunque suyo. Por eso a veces "mi hijo es mi mejor obra" (que frase tan terrible), porque es su propia invención, la suya, no la de sus padres, que no inventan nada. Asume la responsabilidad de su existencia desde que nace, de alguna manera. La fertilidad es una cuestión biológica, el material crece según la vida y sus costumbres. Por muy milagroso que me parezca y sobre todas las construcciones mitológicas que quiera construir, la vida hace sus operaciones de espaldas a mí. Aunque me lleve en su caudal, me ignora. Hacer salir por el conducto que es mi cuerpo –en todas sus dimensiones- la vida. Es decir: hacerme cauce del caudal que me ignora. Ponerle nombres. Esto es invención, que es mucho mas y mucho mejor.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog