sábado

Viajo en el bucle...

Se repite algo. Vuelve al mismo lugar. Cada vez con más definición. El trabajo en el proyecto “papercuts para Anna” va saliendo de la espiral de su ciclo de posibilidades. Todos los recursos puestos en juego ya son míos. Ahora puedo ordenarlos, tantear, jugar con ello hasta el siguiente bucle y el siguiente viaje.
Siempre caigo de pié. Parece que algo se desintegrará, parece que la pérdida será terrible. Parece que quedaré orbitando alrededor de esta humanidad que me fascina y que me extraña. Parece que nunca nada volverá a ser lo de siempre… Y esto último es lo cierto.
Paso cierto dolor, resultado de un esfuerzo que hasta ahora no entendía. No sabía en qué consistía. Es una presión en el pensamiento –que produce también cierto malestar en el cuerpo: dolor de cabeza, sensación de torpeza, de inmovilidad…- Hasta hace poco tiempo pensaba que esto era la consecuencia de mi irrefrenable impulso de atravesar paredes, darme contra los muros pretendiendo agujerearlos, una terca negativa frente a eso llamado la realidad de las cosas. Sin embargo me he dado cuenta de que tratándose de un atravesamiento, es un atravesamiento imaginario. Es, si: enfrentar una negrura dura, una opacidad, una nada consistente. Durante un tiempo que no controlo, hasta que pasa. Ahora ya ha pasado y todo mi paisaje es nuevo.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog