domingo

¡¡MUY FELIZ 2010!!
Armaremos la marimorena, la tremolina con lo que la vida traiga y se lleve de nuestras costas.
Mi año será como todos, una aventura cotidiana en la que fabrico vestigios para esta particular arqueología de los días.
Lo mejor de los años que pasan es que van dejando un depósito de ilusiones. La cantidad de cosas que me gustaría hacer crece con el paso de los años. La conciencia de no poder hacerlo todo me protege. Así que estoy atrapada entre el empuje y el freno. Soy mi propio resultado: como la energía que resulta del movimiento en las placas tectónicas.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog