sábado

"Las Presidentas" en el Teatro Campos de Bilbao

Si hubiera mas obras así, como "Las Presidentas" y menos alpiste, yo iría más al teatro. Si las programaciones fueran un poquito más "desafiantes", más provocadoras... Provocadoras de ganas, de ganas de vivir. Esta provocaión es compleja, dificil, trabajosa y hace falta talento para dar con el punto exacto. Ese punto que consigue que uno se entregue 100% a la experiencia que le toca como espectador: dejarse empapar por el suceso teatral.

La gozada de esta experiencia es ese "truco" que Ricardo Padilla maneja tan bien, porque tiene en cuenta al público desde el principio. Funciona tan bien además porque ese publico, ese destinatario que el señor Padilla imagina, no es cualquiera. Este director construye la representación a base de distintos niveles superpuestos, distintas capas, distintas texturas imaginarias. Así, engarza el texto en una realidad teatral lo suficientemente compleja como para que cada uno desovillemos nuestro própio espectáculo. Es decir, este director percibe un público complejo e inteligente y trabaja para él.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog