sábado

" El arte es el más complejo, vitalizador y socializador de las acciones humanas.Por tanto, es de necesidad biológica. El arte sensibiliza al hombre en lo mejor que es inmanente en él a través de una expresión intensificada que implica muchas capas de experiencia "
(Lazlo Moholy Nagy)

jueves

Sadismo cotidiano

A menudo me encuentro con personas que dicen ayudar a otras siendo enorme y sutilmente sádicas. Infirngiendo pequeños daños en el honor y en la dignidad de los demás. Tratando a aquellas otras a quienes "ayudan" como si estas fueran incapaces de alcanzar su própio ingenio, suponiéndoles ajenas al razonamiento o negándoles el derecho a querer ser peculiares y únicas.
A menudo me encuentro estas personas que entienden la organización, el orden, la estructura social como una especie de cuartel militar en el que la vida se vive a toque de corneta -que tocan ellas-, vistiendo uniformes y cuadrándonos ante los mandos, porque "todos somos iguales aquí"
Muy a menudo estas personas buscan su camino en los laberintos de la necesidad humana. Trepan y se arrastran como las ratas por las tuberías, hasta encontrar sus lugares ideales: en los lugares de asistencia al otro. Se camuflan entre los heróicos trabajadores del aliento: médicos, enfermeras, psocólogas, psiquiatras, trabajadoras sociales, terapeutas... y todo tipo de cuidadores. Se camuflan entre los profesionales que velan el sufrimiento ajeno y entre sus adjetivos, entre los que construimos cotidianamente un otro a quien amar, con quien vivir. Allí se instalan, con cierta expresión de ironia que disimula su mezquidad. Con una energía equívoca que confunde: disciplina, límite, gravedad, severidad, rigidez, sadismo. Allí destilan su veneno de mil maneras, en pequeñas y constantes dósis, utilizando la proximidad de la confianza como un instrumento de tortura -del tamaño de un finísimo alfiler. Dejando en falta a quien no lo merece, tratando a los adultos como a niños, provocando tensiones sin motivo, exigiendo lealtades y sumisiones, doblegando voluntades a fuerza de aprovechar vulnerabilidades...
Estas personas soliviantan mi ánimo.

sábado

los segundos de mostruosa maldad...

Mientras voy terminando los libritos aparecen nuevos experimentos.


Los garabatos apelmazados, las marañas incontroladas tienen que ver con la oscuridad del cuerpo. Cuando las líneas se madejan en palabras o en formas de cuerpo es porque la contingencia de sistemas de sistemas vivos constituye un sistema mayor en el que se formalizan sus efectos: Una forma viva que parece disfrutar de sus avatares. Esta forma explora sus vicisitudes, se maravilla ante sus posibilidades, disfruta sus cambios... Representa un ser humano fundamentalmente libre, sabedor de que esa libertad (la feliz circulación de su deseo) es necesariamente empujada a su representación en todos los ámbitos de la vida en sociedad. He aquí las dificultades.
Sin embargo, lejos de los caminos de la vida, habitan estas intenciones que a mí se me hacen monstruos malos (que los hay buenos: esos que advierten y te asustan antes de que llegues al verdadero peligro que no son ellos- esos monstruos apotropaicos). Monstruosidad contraria a la naturaleza -que empuja la vida hacia adelante, hasta hacerla explotar y morir. Monstruosidad contraria a la naturaleza de todas las cosas, empuje extraño hacia una muerte que no pasa por la vida, que la esquiva para alimentar y gestar una obscuridad inerte. Monstruosidad fea, estructura que se construye llevando la contraria a la vida, causando daño. Monstruosidad perversa que corrompe los núcleos de la vida, los secuestra para su gusto y los digiere transformándolos en inercia, desidia y muerte.
Sospecho que no hay nada más humano que estas monstruosidades, porque lo demás es un sí de vivir que abre cauce en la cotidianidad. Secuestrar vida y destilar inercia no lo hace ningún otro sistema vivo, solo el ser humano. Periódicamente se me aparece este peso moral: debería yo representar esta monstruosidad, abiertamente, frente a frente con la vida y con esos apotropaicos que nos acompañan... Periódicamente paso de largo de esta idea porque las figuras que veo ante mis ojos, los dibujos que representan a mi modo estas perversas monstruosidades me resultan tan perturbadores que el en el cuerpo se me pone mala gana (se me revuelve el estómago). Hoy toda esta reflexión ha vuelto a aparecer. He puesto a hablar a unos personajes con otros...Ignoraré estas arcadas que siento, les daré tiempo, dibujaré más...


El enesimo intento....

Estoy construyendo este libro desplegable. Se llama "Las flores del armor" (¿se supone que el amor es como una mata? si fuera así se aprovecharía todo: la raíz es una patata nutritiva; la flor es ornamental, olorosa y alimenticia -también-; las hojas se fuman; los tallos se secan y sirven para hacer tejidos y licores... Bueno, el caso es que voy a terminar esto y a llevarlo a una copistería a ver si se puede reproducir de una forma barata y quedando bonito. No puedo ponerle "pop-ups" porque esto complica mucho la reproducción (luego hay que desmontarlo por completo y volver a montar a mano cada ejemplar). Voy a ver como queda este y luego ya veremos. Quiero que este libro-revista quede como un original...Que sea movil, que se produzcan espacios que sean como habitaciones, como mundos, como dibujos distintos... Que tenerlo entre las manos y darle vueltas y leerlo, sea como un juego, como ir a ver una exposición, leer un libro de aventuras, conectar inmediatamente con la vida más luminosa e intrigante de cada quien...

viernes

Las flores del amor


Las flores del amor
Cargado originalmente por Helena Gonzalez-Saez
Estas imagenes son del libro que estoy constuyendo. Se llama "Las flores del amor"., mide 26 x 33 cms. Es un libro desplegable de 16 paginas (contantando portada, contraportada y solapas). Este lo voy a hacer sin pop-ups porque quiero ver cómo queda una reproducción sencilla en fotocopia a color. Aún no he de terminarlo. La portada está en obras.

Las flores del amor


Las flores del amor
Cargado originalmente por Helena Gonzalez-Saez

Las flores del amor


Las flores del amor
Cargado originalmente por Helena Gonzalez-Saez

Las flores del amor


Las flores del amor
Cargado originalmente por Helena Gonzalez-Saez

Las flores del amor


Las flores del amor
Cargado originalmente por Helena Gonzalez-Saez

Las flores del amor


Las flores del amor
Cargado originalmente por Helena Gonzalez-Saez

Las flores del amor


Las flores del amor
Cargado originalmente por Helena Gonzalez-Saez
Estas imagenes son del libro que estoy constuyendo. Se llama "Las flores del amor"., mide 26 x 33 cms. Es un libro desplegable de 16 paginas (contantando portada, contraportada y solapas). Este lo voy a hacer sin pop-ups porque quiero ver cómo queda una reproducción sencilla en fotocopia a color.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog