domingo

Arte, amor, estilo...



El arte responde al empuje de la forma atravesada por la vida.
Es un hacer que rodea lo imposible acercándolo, poniéndolo a tus pies. Vela lo real, lo indecible, lo inasible que sustenta el pacto que es nuestra realidad. Lo vela para mostrarlo. Apoya al amor que nos protege velo sobre velo, capa sobre capa.
Es el último velo antes de… Y esta extrema proximidad oculta y revela al mismo tiempo.
Participa del amor y de la verdad. “El arte es una mentira que nos acerca a la verdad” – decía Picasso. La verdad: ese hallazgo. El arte es mas bien una inexactitud, un tinte que revela unos detalles ocultando otros.

Hago lo que no sé, donde no sé y eso es lo que te doy. Lo único que puedo darte inagotablemente. Son rastros, restos, rostros que rastrillo en mis alrededores, tomando prestados los detalles que capturan mi cuerpo. Con ellos modelo para ti mi propia incertidumbre. A mi estilo, según mi forma.
¿Cuál es la forma de un pez? La forma de un pez es la de la turbulencia en la que se empuja al nadar, esa que él mismo produce. Así también el estilo, y la forma de esa corriente de deseo que se lanza por el hueco de lo que no es, de lo que no sabe, de lo que no tiene Y llega al fondo precipitando una invención, un objeto. Y vuelta a empezar el suceso continuo de procesos y precipitaciones en el que identifico y rechazo y construyo y me rebelo, destruyo, me arrepiento, triunfo, fracaso, deshecho, rehago, recuerdo, olvido y siento mi cuerpo allí de una vez, cada vez. Una y otra vez… en las líneas… en los huecos blancos del papel… una y otra vez en lo que no dibujo… una y otra vez…en lo que me empecino…una y otra vez…en las precipitaciones…

1 comentario:

jag. dijo...

Hermoso, revelador y certero, a su manera. Gracias.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog