sábado

Comprar, tirar, comprar...



En 1911 se anunciaban bombillas con una duración certificada de 2500 horas pero en 1924 los principales fabricantes pactaron limitar su vida útil a 1000. Un año antes, en 1923 Edward Bernays ya trabajaba como "Relaciones Públicas" y publicaba su primer libro en Nueva York: "Cristalizando la opinión pública".

Situo este fabuloso documental de Cosima Dannoritzer como continuación del aterior, una escalofriante lógica en cuya inercia vivimos sumergidos.
(En este vínculo http://encuentrosdigitales.rtve.es/2011/cosima_dannoritzer.html se puede leer un coloquio digital con esta directora, muy interesante)

Seguramente el origen de esta inercia no fué tal, sino una posibilidad de hechos y necesidades, lícitas seguramente muchas de ellas, y que ese azar de lo humano llamado historia decidió poner a rodar. Me gusta pensar que en algún momento esa misma contingencia incontrolable se encontrará nadando en una substancia humana mayoritamente constituida por deseos y por hechos bonacibles y que entonces, esa enorme cantidad de azar necesario para arrancar el motor de la vida, colapsará a nuestro alrededor y en nuestra médula espinal, infiltrándonos el recordatorio de que sobrevivimos porque cohexistimos, semejantes, gracias a la originalidad humana que inventamos cada día. Nuestra humana naturaleza se merece una cultura que le sea favorable.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog