viernes

Impresión y dibujo
No diré que me gusta el fracaso, pero lo contemplo con simpatía. Desde luego que hay muchos tipos de fracasos, y que para cada sujeto, cada forma y cada intensidad tendrá un significado distinto, un impacto desigual. Considerar la posibilidad de que mi elección me conduzca al fracaso, me sosiega, de alguna manera...El fracaso es solo la fálta de éxito, de salida. El mayor dolor es retirar el deseo de allí donde lo puse (al elegir, por ejemplo, al involucrarme en un proyecto, al enamorarme...)Ese dolor no es por una elección fracasada, es por renunciar a las ganas de vivir que puse en aquello, y que las tengo que arrancar de allí y llevármelas a otra parte. Ese trajín siempre es doloroso (mas o menos). Quizá siempre "elegimos bien", quizá siempre solo escogemos, quizá elegir sea mas azaroso de lo que creemos, menos "libre" o más, según como se mire... Y ¿la libra de carne? quizá la pagamos siempre.

3 comentarios:

Maria Seco López dijo...

El fracaso es el vacío.
El fracaso es el No adoctrinamiento.
El fracaso es otra forma de éxito.
El fracaso es crisis, creatividad.
El fracaso es parte del arte.
Es el arte.

Maria Seco López dijo...

Mira que causalidad
http://blancaoraa.blogspot.com/2011/04/my-autobiography-on-cardboard.html

helena dijo...

Es muy bonito lo que dices Maria.

El texto de Blanca Oraa vá, en mi opinión, por otro sitio.

No asocio el éxito con la salida comercial.

Lo mío es bastante exitoso, la verdad, y creo que se debe a que fracaso con frecuencia y hasta con estrépito.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog