jueves

Sobre arte (una vez mas), again...

(Grabado. Prueba. Punta seca)




Sin dibujo no hay pensamiento, porque es la capacidad imaginaria la que constituye a este y no somos sin imagen, no somos sin representación.

El arte es una propensión humana consecuencia de una evolución biológica cuyas características fundamentales ayudaron a los primeros seres humanos a serlo adaptándose a su medio ambiente de forma exitosa.

El arte es el comportamiento y la producción que nos empujó más allá de la biología, demostrando que nuestra imaginación y pensamiento, están encardinados en aquella, pero estableciendo esa distancia misteriosa que nos parece insalvable, mediante la transformación –valga la redundancia- de la forma.
El pensamiento simbólico es nuestra herramienta adaptativa fundamental, así que el arte, por su naturaleza, acompaña y refuerza al sujeto en su ejercicio de elaborar y reelaborar lo necesario para sostenerse y mantener su constancia en circunstancias cambiantes o confusas.








(Grabado. Prueba. Punta seca so bre aluminio -trabajé por el revés de la plancha)




En el trabajo del arte se reinventa la conquista simbólica e imaginaria una y otra vez. Y una y otra vez también, la experiencia del cuerpo más allá de sus propios límites formales: sobre el límite simbólico que ofrece el papel.






(Grabado. Prueba. Plancha de pruebas: aguafuerte, aguatinta, punta seca -creo-)




Este proceso consiste en un flujo de acciones y pensamientos, más o menos conscientes, que se ponen en juego a gran velocidad, gracias a la suspensión temporal del juicio crítico y de eso que llamamos "yo".
Esto tiene como primera consecuencia una autorización subjetiva a experimentar, es decir: a conocer, aspectos inéditos para el sujeto. Estos aspectos están siempre inicialmente referidos a la forma y las operaciones de su transformación.


Durante los procesos de creación artística se suspenden aquellos aspectos que obstaculizan la libertad subjetiva, al tiempo que se actualizan otros que juegan a favor del sujeto. Es un laboratorio para el experimento, donde el sujeto es libre para el escrutinio particular de sensaciones y significados, es mucho más que un espacio para la expresión o para la elaboración consciente de cuestiones imaginarias. Se trata de un lugar y de un tiempo donde pueden apuntalarse y/o entrañarse cambios y giros importantes para el sujeto, a su ritmo sin exigencias exteriores a ese tiempo subjetivo. A medida de lo que el sujeto puede tolerar en cada momento.
Todas estas operaciones se dan de forma simultánea y/o sucesiva, pero siempre reflexivamente, es decir: ante nuestros ojos. Todas estas operaciones quedan recogidas en la constancia de las obras.













No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog