miércoles

Lo mas inquieta del 15M son sus aciertos

autoría, autoridad, autora... subjetividad, responsabilidad...


Hace unos días hablaba con un amigo de la posición del arte (artes plásticas, en mi caso) en este panorama de "¡yá está bien de más de lo mismo!" Arte y Decrecimiento, por ejempo: necesito hacerme un paisaje en el que pueda colocar un poco las piezas de mis pensamientos...

Borja hizo una asociación para la que había estado ciega: toda la oleada de protestas, la agitación que después engordó como una ola gigante hasta desembocar en el 15M, todo el bulllicio de la protesta comenzó a hacerse visible a partir de la discusión sobre la "Ley Sinde". Es decir: los riñones de la protesta están en la autoría, en la creación artística.

Esta relación es maravillosa y apasionante, iluminadora para mí también por la conectividad de las palabras: autoría, autoridad, autora... subjetividad, responsabilidad... Una autora es una persona que se hace responsable de sus creaciones. Estas creaciones nacen de una subjetividad radical, por esto hay algo de don en ellas, de regalo, un valor que se resiste a ser mercantilizado. Los precios de las obras no representan nunca su valor. Está bien que podamos vivir del arte, pero no parece que la especulación económica con sus objetos vaya a favor de la naturaleza, de su origen.

Borja recordaba que cuando se inventó el disco de vinilo, las personas que se dedicaban a la música se asustaron "ahora nadie querrá venir a nuestros conciertos ¿cómo nos ganaremos la vida?". Esto no se cumplió y sin embargo actualmente hay profesionales que están en la situación contraria.

Los cambios traen consigo sensaciones de amenaza. Podemos interpretar la inquietud de otras formas no desagradables.

Es ese resquicio de lo humano no mercantilizable lo que se representa también en el quincemayismo: "no somos objetos de especulación..."

Es una gigantesca visibilización de algo que ya existe y que entra en discusión con los actores de un sistema en el que confíamos como el menos malo, pero que está sustentado en estructuras que dan por hecho que las relaciones humanas funcionan gracias a colocar la "autoridad" en situaciones de dominio. Una de las grandes incomodidades es precisamente esa aceptación, porque intimamente sabemos que las relaciones humanas se sustentan precisamente en las características de la humanidad: ese empuje formal de nuestra filogénia que inventa: la imagen, la palabra, lo simbólico... mediante los que la vida sigue su trabajo de construir sistemas, vínculos, lazos, mutualidades, asociaciones...etc. La ciudadanía no necesitamos paternalismo ni tutela. Necesitamos "regazo". Necesitamos entender al otro semejante como una oportunidad para el refugio y para el consuelo, para la celebración y para la fiesta.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog