domingo

garabateando





Aquí estoy.
Aquí sigo.
Sigo dibujando con viento de cola.
Los tamaños son algo más grandes y no me caben en el scanner, con lo cual: las imágenes son una pifia, chapuza, fechoría... Retratar dibujos no es fácil.


Me gustan bastante. Me pongo a dibujar y me salen cosas, sin mayor preocupación. Esto me divierte, me entretiene y me hace sentirme bien. ¿Por qué? Pues supongo que es por esa oportunidad reflexiva para asociar a diestra y siniestra mientras invento lo que me da la real gana, lo que quiero, sin importarme algo más allá de eso en esos momentos. Luego, además, resulta que a otras personas que les gusta mirar estos dibujillos... No me extraña: cuando dibujo dibujo en compañía, con la puerta abierta.

Ultimemente he tenido sorpresas muy agradables. Se ha refrescado mi interés por lo caótico, incontrolable, lo contradictorio, paradogico, imposible...Esas "leyes" que me fascinaban cuando leía cosas sobre física cuántica, ciencia-ficción, comics... Y he descubierto la versión contemporánea de mi afición:  singularidad, un interesantísimo pasatiempo actualizado y recuperado.

Otra sorpresa agradable: hoy en El Correo, la noticia de que personas  síndrome de down trabajan cara al público. He pensado que ¡ya era hora! y que el día que además vea dependientas y dependientes con dificultades de movilidad, personas locutoras on acento o tartamudas o no con rostros irregulares (no tan simétricos), modelos bajitas que pesen más de cincuenta kilos... y cosas así, cuando empiece a ver estas cosas me sentiré viviendo en una realidad más familiar, confortable, real y humana. Y ahora viene alguien y dice: "todo es humano" y voy yo  y contesto: pues no señor, o señora, de eso nada.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog