jueves

mi estudio





Este es el lugar donde trabajo. Es una habitación de mi casa. 
Trabajar en casa es una ventaja que me encanta. Puedo desayunar mientras reviso proyectos, descansar asomada al balcón (en la foto no se aprecia, pero tengo delante un parque maravilloso, se ve todo Artxanda y hasta la puntita de la basílica de Begoña, ¡una gozada!)
En el estudio también hay un sofá-cama en el que trabajo también bastante, sobre todo lo relacionado el portátil ( tratar fotos, escribir textos, montar cosas) y con internet: subir fotos, navegar, revisar correos y redes sociales...
Es un lugar muy cómodo y muy acogedor.
En la pared de la derecha hay panel de madera de unos tres metros y medio por dos metros y medio, atornillado a la pared. Allí sujeto los dibujos, monto proyectos, sujeto papeles y telas de tamaño grande... Es algo práctico y muy útil. 


Empiezo nuevamente a coleccionar cajas "sin querer". Las desmonto y recupero la parte interior del cartón. Me he prometido desarrollar algo divertido a partir de esto. Me molesta enormemente este constante derroche de cosas en el que vivimos. Todo el papel y el cartón que acaban en el contenedor de reciclaje (como mejor de los destinos). 


En este momento estoy trabajando en un papel grande (está apoyado sobre la máquina de coser, se ve en la segunda foto). Es un encargo de una amiga. Se trata de una cosa delicada en la que intento meter algo de color. Otra amiga me ha encargado el diseño de su imagen corporativa (tarjetas de visita y un logotipo para la papelería). 



En el muro voy colocando los últimos dibujos, todo lo que está en proceso, en preparación. Están apareciendo personas buceando. Me gusta especialmente este buzo que se asoma a un agujero. Es un agujero de luz rodeado de palabras, un mosaico de frases relativas a la luz. Quizá esas palabras hayan dado lugar al agujero, o quizá el agujero en sus orillas se convierte en palabras. Las dos cosas pueden ser.
Me ha encantado descubrirme dibujando buzos. De pequeña quería ser oceanógrafa para bucear hasta lo oscuro. También quise ser arqueóloga, para cavar en lo oscuro y descubrir cosas. Y astronauta: flotar en lo oscuro... Cosas que tenían que ver con la suspensión el la oscuridad, buscar cosas allí -tesoros, cosas extraordinarias, raras, desconocidas...- y traerlas a la luz. Seguramente hago eso cuando trabajo: me sumerjo en la oscuridad, en la opacidad espesa del cuerpo y busco destellos y pistas de aquello que saco a la luz. No sé exactamente qué es, no creo que haga falta saberlo. Espero que os guste.


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog