sábado

Innovación, el pájaro azul de la percepción, creatividad, mercado, negocio y...otros potajes.

Con el Dr. Beau Lotto disfrutamos de una agradable conversación durante la comida con él, gracias a la amabilidad de Innobasque  (A la derecha de la foto Loli Velasco, directora de proyectos de la Asociación Zubietxe con quienes trabajo desde hace años)

Con ocasión de la inauguración de la XIII Semana de la Ciencia la Tecnología y la Innovación tuve la ocasión de asistir a la sesión de apertura.  Aunque para mí lo mejor de todo fue sin duda la conversación que se generó después de los discursos, fuera, en el hall, con un vinito en la mano. Allí tuve la suerte de formar parte de un encuentro afortunado. En el corrillo nos juntamos: Mabi  (artista), Begoña  (artista), Mercedes (de AZTI-Tecnalia) y Ana (de las pastelerías Zurikalday). Tres artistas y dos mujeres de negocios. Las cinco con visiones muy diferentes de sus campos particulares y de los de las demás. Las artistas estuvimos todas de acuerdo en que la exposición del Dr. Lotto en relación al tema de la percepción había dejado mucho que desear. Quizá su voluntad de sencillez y de comunicabilidad sacrificó unos contenidos de los que esperábamos mucho más. Su presentación fue muy similar a otras que ofrece desde hace un tiempo, podéis ver por ejemplo esta http://www.wired.co.uk/news/archive/2013-10/17/beau-lotto.

De la conversación de este afortunado corrillo de cinco mujeres,  evaporó una idea fundamental que quiero compartir porque me parece fundamental para entender algunas cosas. Se habla de creatividad, de arte, de neurociencia... ultimamente con bastante frecuencia. Parece que tenemos que darnos cuenta de que somos mucho más capaces de lo que pensamos y de que en nosotros habita  un inmenso potencial que nos permitirá (decubriendolo y trabajando en él ) adaptarnos a cualquier exigencia de la "vida". Una palabra en la que se confunden dos ideas: por un lado la cultura en la que vivimos, y por otro lado la Vida de verdad. Pero la cultura y la vida no siempre se parecen, es más: en nuestra cotidianidad yo diría que se extrañan enormemente. Nuestra cultura nos aleja cada vez mas de la vida. Y nuestra cultura nos aleja cada vez más de nuestra humanidad: ese grupo de características adaptativas que nos sirven para adaptarnos a la vida.

Lo que necesitamos cambiar, innovar y mejorar no son las estructuras que hacen perdurar este status quo cultural. Mientras  nos sigamos aplicando para perpetuar un sistema de relaciones humanas basado en la depredación económica, en proyectar objetivos de ventas que crezcan y crezcan a costa de lo que sea. Mientras sigamos organizando una realidad de valores materiales que benefician obscenamente a unos pocos y perjudican irremediablemente a muchos millones de personas, mientras sigamos en ese camino no cambiará nada. Mientras sigamos utilizando las relaciones laborales, el puesto de trabajo... como un agente de miedo, de amenaza, de esclavitud y de malestar: no cambiará nada.

Donde necesitamos innovar, pensar distinto y trabajar muy duro, es en el diseño de relaciones  económicas justas para todas las personas. Necesitamos innovar: necesitamos leyes que regulen el trabajo, el negocio y la circulación de capitales. Necesitamos innovar: necesitamos marcos jurídicos que protejan por igual a todas las partes implicadas en estas relaciones laborales y en cualquier relación económica. Necesitamos innovar: necesitamos entender el trabajo de otra forma: como colaboración, como retorno, como cooperación.  Necesitamos innovar: necesitamos entender el negocio como la consecuencia de un bien común. Necesitamos innovar: necesitamos construir una cultura que alimente ideas fundamentales para el ser humano: la importancia de aliviar el sufrimiento, el acompañamiento...Y la empatía, la creatividad...toda la ciencia entera y el arte, deben colaborar en este empuje, porque si no lo único que estarán haciendo es prestar sus contenidos para un uso perverso. Hay pocas cosas mas tristes, más descorazonadoras que tratar el tema de la empatía en los procesos de selección de personal de una financiera. Hay pocas cosas más sordidas que servirse de la creatividad, del arte y del juego  para abrir nichos de mercado para productos que nadie necesita. Y sin embargo llevamos así desde los tiempos del fordismo, desde las primeras estrategias de márketing, desde los albores del "consumo de masas". Dando marcha a un sistema que deja a su paso consecuencias macabras por las que nunca nos hemos preocupado.

Cualquier aportación cultural que insista  en esta continuidad maligna de las estructuras que perpetúan la desigualdad, la impunidad de los desfalcos multimillonarios y el arrasamiento de sociedades enteras solo porque se oponen al rodillos de los grandes negocios; cualquier aportación en este sentido me parecerá una perversión malintencionada.  Me da igual que venga del arte, de la ciencia o de donde sea. "Ciencia para vender mas y mejor" -no gracias. "Arte para vender más y mejor" -no gracias. "Percepción, creatividad y juego para vender más y mejor" -no gracias.

Necesitamos innovar. Esto no es una noticia de ultima hora. Pero necesitamos innovar de verdad.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog