domingo

Indescriptible, in-escribible

Estamos acostumbrados a llamar a la Historia con signos invertidos.
Pero nos convienen más los pequeños pasos trascendentes.
El optimismo es un imperativo moral.

Se proyecta lo que no somos.
Andamos subyugados por nuestra inmadurez.
El cinismo es una epidemia, una excusa para la pereza, una costumbre cultural, una moda dañina.

La cultura de consumo nos proyecta encima el fantasma de lo que no somos, nos describe, nos escribe en su libro.
Lo que somos quedó enterrado en las variantes de un debate irreconciliable que se busca y se alimenta.

Pero los círculos enigmáticos de lo que somos, asaltan esta literalidad fantasmática, socavando sus murallas de papel mojado.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog