viernes

Mi botón PayPal para donaciones.






Hola! esta soy yo.



   

Imágenes del  DIBULAB  (Laboratorio de Dibujología) Nos reunimos los miércoles para dibujar, porque nos encanta.

Vivo entregada a esto: a la creación artística, a la curiosidad, a la invención compartida... 
Vivo la pasión por los procesos del arte y la pasión por transmitir la necesidad del arte, lo que el arte ofrece, cómo el arte nos hace humanos y nos constituye.
No me he ocupado tanto de transitar por los lugares apropiados para vender mis obras, ni por los lugares del mercado del arte,  como de trabajar con otras personas, generalmente  personas que están en situaciones de especial vulnerabilidad, situación en la que estamos todas las personas, aunque no nos demos cuenta o no queramos admitirlo. Somos frágiles y vulnerables y la vida puede ser maravillosa y peligrosa en partes iguales.
Me identifico mejor con los valores que  empecé a inventar para el arte cuando era una adolescente, que con otros valores que no entiendo tanto. 
Cuando tenía quince años, dibujar ya era una actividad constante. En medio de una situación bastante dura en aquella época, recuerdo que cuando las cosas se ponían demasiado mal cogía un papel y dibujaba. Con una fuerza enorme -que no sé si ahora tendría- me forzaba a dibujar, pensando y a veces repitiendo en voz alta:  esto es lo único que nunca me traicionará. Poco a poco me sentía mejor, mejor... Dibujaba, pintaba, visitaba exposiciones, estudiaba libros de arte. La creación artística era lo único que conseguía consolarme con firmeza, siempre, cada vez. 
Por aquella época comencé a ir a dibujar a casa de un pintor que daba clases particulares. Allí compartía una tarde a la semana con otras dos alumnas: un chico que había tenido problemas serios con la heroína (eran los años ochenta) y dibujaba comics y super-héroes maravillosamente, y una señora -amadecasadetodalavida- que pintaba unas acuarelitas exquisitas de pequeños bodegones domésticos que ella misma se preparaba. En cada sesión Antonio  -así se llamaba el pintor- ponía música. Cada una de nosotras trabajaba en su estilo, él nos ayudaba uno por uno, con particularidad, con la técnica y con todos los entresijos de los procesos creativos, veíamos con él libros que estudiábamos, nos preguntaba constantemente sobre la naturaleza de lo que estábamos haciendo, nos animaba, y nos íbamos de allí ya con ganas de volver la semana siguiente,  ganas de pasar toda la semana dibujando y volver a dibujar más, seguir explorando, seguir inventando, seguir preguntándonos cosas.  Allí también experimenté por primera vez el efecto subjetivo de la creación artística en un ambiente compartido.
Hace muy poco tiempo he empezado a ser consciente de que aquellas tardes no solo siguen en mí, sino que han ido dando forma a mi manera de entender la creación artística. Poco a poco y sin que me diera cuenta han ido tallando ese cauce por el que transcurre mi pasión por compartir el espacio de creación,  compartir sus ideas, sus procesos, sus producciones. Y esto hago sin parar, todo el rato, todo el día, parte de la noche. 
Muchas veces amigas y personas conocidas insisten en comprar algo, alguna de mis obras, en colaborar de esta manera con las cosas que hago. Otras personas ponen materiales, otras ponen su tiempo...
Tengo la suerte de que mis gastos  domésticos son pequeños. Gano poco y con este poco pago las facturas pocas. Esto me permite ser independiente, no tener que vender mis obras para vivir y poner en marcha proyectos gratuitos (o casi gratuitos)  Se me ha ocurrido poner este botón PayPal  (en la parte superior de la columna derecha del blog G A R A B A T A Z ) para abrir la posibilidad de obtener una pequeña ayuda económica para estos proyectos de mi pasión. Cualquier aportación es muy bienvenida, por diminuta que sea. Muchas gracias.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muchas gracias Helena
Nos vemos prontito, espero

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog