jueves

El arte y su yugo

La interpretación cultural del arte es un yugo, el ungimiento del trabajo en el estudio. Lo ha sido siempre y lo sigue siendo. Me es difícil, si no imposible, dibujar lo que me da la gana

Cuando dibujamos lo que nos da la gana, si lo conseguimos la Cultura encuentra un nicho en el que instalarlo y si no lo encuentra, si no nos encuentra, lo buscaremos nosotros: hay  que instalarse en algún nicho de utilidad cultural.
Pero la realidad es la de nuestra irreductible naturaleza. Lo mejor y lo más humano es  aquello que hacemos sin pensar en una finalidad utilitarista. Lo que hacemos por el placer que nos proporciona hacerlo. Y como somos humanos, de nuestra cosa mamífera nos viene de natural gozar en compañía de otros.

La ambrosía cultural que durante siglos nos arrastró en las corrientes de nuestras propias ideas, hasta esta playa en la que comprendemos que es feo hacer esclavos a los semejantes y es feo ensuciar tanto el medio ambiente sin pensar en las consecuencias, esta ambrosía cultural –digo-  tiene una sombra oscura de la que no puede separarse. Esta sombra ahora se llama neoliberalismo, capitalismo voraz, burrerío sin fin y es curioso porque parecemos ser de nuevo empujados a la esclavitud, hacia el desenfreno cruel de quien siendo plenamente consciente del mal que hace, lo sigue haciendo.

Dibujo porque me da la gana. No tengo ninguna ínfula utilitarista ni innovadora, ni sirvo a nadie. Dibujo a lápiz y –como mucho avance tecnológico: con rotulador. Y además: tengo la manía de contaminar al mayor número de seres humanos con mis ideas locas.


He aquí una lista somera:

-El arte no es un hecho cultural (como no lo es tampoco el juego, por ejemplo)
-El arte dio lugar a la posibilidad cultural
-La creatividad no tienen necesariamente que ver con el arte ni viceversa
-El trabajo manual en la creación artística es insustituible
-El dibujo hizo a la imaginación y no al contrario




No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog