jueves

Infirmitas




Pensando "enfermedad". Infirmitas, infirmus: falto de solidez. Nos enferma lo que nos hace perder solidez, entereza... 

La enfermedad, cualquier enfermedad, desde las dolencias mas leves hasta las más graves, hace que nos demos cuenta de la presencia de la Naturaleza como la fuerza trascendental que puede arrollarnos y frente a la que realmente poco podemos hacer.

Una enfermedad grave puede desembocar en la desintegración total de nuestra personalidad, puede quebrar nuestro carácter. El dolor más intenso puede desvincularnos incluso de nuestra propia alma: aquella profundidad íntima en la que encontramos sosiego y guía. Pero entender la diferencia entre nosotras y nuestro dolor puede ayudarnos a mantenernos enteras, sólidas, y en solidaridad con nuestras íntimas fortalezas encarar las derivas de la enfermedad.

Una de las grandes confusiones con la que nos vemos a diario es la confusión entre desintegración e incertidumbre. La incertidumbre es el medio en el que vivimos, nosotras mismas somos incertidumbre. La Naturaleza es incertidumbre. Nos gusta sujetar nuestras vidas en las repeticiones porque estas nos aportan pequeñas certezas (las estaciones, la sucesión de los días, los años, los astros en el firmamento...) y gracias a ellas organizamos nuestras vidas. Pero la desintegración moral es algo que solo existe en la cultura. Vivimos en un sistema social en el que los mensajes desintegradores transitan por la cotidianidad como por autovías, a toda velocidad. 

Pensemos en todas las ideas que socavan diariamente la integridad que necesitamos para arrostrar diariamente la incertidumbre  del mero echo de vivir. El único origen de estos mensajes es una voluntad de sometimiento. Pensar las relaciones humanas como un juego de control. ¿No es esto añadir crueldad al sufrimiento que de forma impredecible puede estar agazapado esperando en cualquier esquina de nuestros días?. Y sin embargo estos nudos de necesidad de controlar otras voluntades se manifiestan continuamente. 

Salud es crecer, promover el crecimiento y disfrutar de esta experiencia. Salud, salus, salvación, saludo. No vivimos en esta circunstancia. Vivimos en una circunstancia cultural de trastorno continuo. Constantemente empujados a mirar hacia otro lado, girar hacia otra dirección, generalmente tornando de un capricho a otro, en un argumentario que confunde satisfacción con deseo.

Lo que no es firme. Nada es firme. La ficción sobre aquello a lo que debemos dedicarnos, las ficciones sobre aquello que debemos ser o hacer, hacen que enfermemos. Es como si anduviéramos constantemente usando prótesis y arneses que debilitan nuestra capacidad para pensar, para sentir, pare decidir con responsabilidad. En el momento en el que estas prótesis desaparecen, en el momento en el que dejamos de escuchar lo que debemos hacer, en ese momento nos damos cuenta de que nuestra musculatura subjetiva ha ido debilitándose. Nos sentimos mal, creemos desintegrarnos,  nos sentimos enfermas.

Hay una provocación general de estados de enfermedad. Una persona enferma ha de ponerse en manos de otros que la ayudarán a curarse, a sentirse bien. Este "ponerse en manos de otros" significa confiar en las soluciones de quienes , sabiendo más que nosotros sobre nuestros propios padecimientos, tienen la clave de nuestra salvación, de nuestra salud. Promover mensajes de dominación significa situarse del lado de quien tiene las claves de la salvación, y por tanto: de la salud.

No estoy hablando aquí del trabajo de quienes entienden la salud como una forma de vida, ni de quienes trabajan por que nuestras vidas sean saludables (ya sean médicos, enfermeras, investigadoras de la salud y/o pacientes). Me refiero a una corrosiva corriente venenosa mezclada en la cotidianidad de nuestras vidas. Una intención  oscura compuesta por una casi infinidad de matices y que a todas nos alcanza. Dominar la voluntad de otras personas, hacer que se sientan mal, socavar su integridad: enfermarlas. 



No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del blog